John Jones, el hombre que se quedó atrapado en una cueva para siempre

“La pesadilla vuelta realidad de John Jones, el hombre que se quedó atrapado en una cueva para siempre”

John Jones dejó a todo Estados Unidos aterrado con su intento de rescate, el suceso ocurrido en 2009, horas y horas de transmisión.

John Edward Jones tenía 26 años cuando su hobby favorito le quitaría la vida, su padre los llevaba con frecuencia a él y a su hermano Josh a expediciones en Utah desde que eran niños.

John y Josh aprendieron a meterse entre pequeños espacios para explorar las cuevas de Utah.

John, Josh y sus amigos decidieron hacer una expedición en “Nutty Putty Cave”, esta sería la última vez que lo verían con vida:

John estaba casado y tenía una pequeña hija de un año y Nutty Putty Cave tenía mala fama debido a la falta de seguridad para expediciones, pero querían recordar buenos tiempos, como cuando eran niños.

Él quería atravesar la formación conocida como “Canal de Nacimiento”

Con 90 kilos de peso y midiendo 1.80 metros, John ya no era aquel niño que podía meterse por cualquier espacio dentro de una cueva, pero decidió buscar una de las formaciones más conocidas de Nutty Putty Cave.

El “Canal de Nacimiento” es un pasaje muy estrecho por el que pocos espeleólogos se atreven a cruzar, pues deben tener mucho cuidado con este pequeño espacio.

El problema comenzó cuando John confundió esta formación y se metió en el lugar incorrecto

Su cuerpo estaba atascado, no tenía espacio para darse la vuelta ni para volver:

Trató de exhalar para pasar por un espacio de apenas 25 cm de ancho * 45 cm de alto. Para cuando John inhaló de nuevo, su pecho volvió a expandirse y se quedó atascado para siempre.

Sus brazos quedaron debajo de su cuerpo, y sus pies quedaron fuera de la pequeña apertura. Su hermano fue el primero en encontrarlo, tratando de jalar de sus pantorrillas, pero todo fue en vano.

John pasó las siguientes 24 horas con más de 100 rescatistas intentando salvar su vida. El plan que tenía más futuro era utilizar un sistema de poleas y cuerdas para intentar liberarlo.

Pero el ángulo en el que estaba presionaba sus órganos y obligaba a su corazón a trabajar con más intensidad, su cuerpo estaba en un ángulo de inclinación de más de 70 grados, el equipo de rescate preparó el sistema de poleas, pero cuando estas tiraron tan fuerte como podían, una de ellas falló y se soltó en el punto de anclaje, dejando a los rescatistas sin otro plan.

John resistió 27 horas atrapado, hasta que su corazón sufrió un paro cardíaco.

El joven de 26 años fue declarado sin vida el 25 de noviembre del 2009 poco antes de la medianoche.

La cueva está sellada y cerrada para siempre, el cuerpo de John permanece en ese lugar.

Nunca lograron recuperar su cuerpo, y permanece adentro hasta el día de hoy, pues temen que para retirarlo, algún rescatista pierda la vida en el proceso.

En su honor realizaron una película titulada: “The last descent”