Al fin del mundo

“AL FIN DEL MUNDO” es un largometraje documental de Franca González. En Tolhuin, un pueblito perdido en el extremo sur argentino adonde casi nadie va para quedarse, donde el frío y el viento entran por todas las rendijas y la nieve llega a cubrir los alambrados, un hombre busca que la gente no se vaya a través de un nuevo intento: un carnaval en pleno invierno. Este es un documental sobre los esfuerzos que hace el hombre por adaptarse a un destino no siempre elegido. A un territorio que le resulta hostil y que lo enfrenta a la naturaleza en su estado más puro y desenfrenado.
Los habitantes de este paraje congelado, descubren cada día diversos y extraños modos de hacer frente a la adversidad y a sus fantasmas.

ESTRENO MUNDIAL en las Competencias Oficiales de:

26º Rencontres de Toulouse, Cinélatino, Francia
17º Festival de Málaga, España
16º BAFICI (Panorama), Argentina

Estreno en salas: 31 de julio 2014
Ficha técnica:
Largometraje Documental: al fin del mundo
Duración: 80 minutos
Formato de filmación: HD 1920 x 1080 / 24P
Formato de master: HD 1920 x 1080 / 24P
Sonido: 5.1
Finish: DCP y Blu-Ray
Año de producción: 2014
Fecha de estreno: 31 de julio 2014

Equipo técnico:
Guión, Producción y Dirección: Franca González
Producción Ejecutiva: Nadia Martínez
Fotografía y cámara: Franca González
Montaje: Miguel Colombo
Diseño de Sonido y Mezcla: Nerina Valido y Lucas Meyer
Sonido Directo: Ezequiel Brodsky
Música Original: Guillermo Pesoa
y la participación en vivo de “Los Lengueros”
Producción: Films del Viento Blanco y Les Productions Sous Zéro (Canadá)
Co-productores: Carole Laganière de Les Productions sous Zéro y Gonzalo Berra, de Servicio Satelital
Con el apoyo del I.N.C.A.A.

Participan: Roberto Berbel, Dora Jara, Sandra Thomas y Benjamin Ñancul y otros vecinos de Tolhuin, Tierra del Fuego

SINOPSIS EXTENDIDA “AL FIN DEL MUNDO”, de Franca González

En Tolhuin, un pueblito perdido en el extremo sur argentino adonde casi nadie va para quedarse, donde el frío y el viento entran por todas las rendijas y la nieve llega a cubrir los alambrados, un hombre busca que la gente no se vaya a través de un nuevo intento: un carnaval en pleno invierno.
La idea de Roberto – absurda e inútil para muchos – hace mella en algunos vecinos que se van involucrando de a poco en la organización de un evento imprevisible e incierto.
A las afueras del pueblo vive Dora Jara, una viejita neuquina a la que hay que socorrer cuando la nieve bloquea las tranqueras. A Dora le mataron sus conejos, entre otras maldades. No sabe quién fue, pero tiene sus sospechas. Cada día busca sobreponerse al suicidio de su marido, enterrado en el fondo de la casa. Tiene un invernadero cubierto de nieve. Un perro. Una casita sin luz, ni gas, ni agua. Aún así, encuentra el modo de caminar 4 leguas diarias hasta la escuela donde este año espera terminar la primaria.
Sandra pasa la mayor parte del día arriba de su camión Mercedes Benz. Transporta la leña que su marido y sus hijos extraen del ya escaso bosque fueguino. Conoce todas las mañas del metiere y no le tema a las rutas congeladas. Aun así, atravesar esos territorios cubiertos de nieve y expuestos a vientos de 120kms/h la hace vulnerable. Muchas veces se queda varada en caminos invisibles los días de tormenta, y su marido Miguel, chilote de pura sepa, viene a buscarla en su remolque. Viven en un trailer, en medio de un campamento improvisado, a pocos kms del pueblo.
Ñancul es un hachero chileno, conocido en Tolhuin como “Lengua Azul”. Algunos dicen que lo llaman de ese modo porque así es la lengua de los caranchos. Y Ñancul, que también es mago, se convierte en ese pájaro cuando nadie se da cuenta. Vive aislado en un recodo de la cordillera. Trabaja la madera con un sistema que inventó él mismo y la vende en el pueblo cuando logra que alguien lo arrime hasta allí. Ñancul está enfermo y Roberto lo visita cada tanto, lo ayuda un poco y le da charla. Ñancul no parece necesitarlo. Para él, la soledad no existe. Hace poco, desconocidos entraron a su casa y arruinaron el motor de su tractor y otras máquinas llenándolos de azúcar.
Roberto, quien siempre está buscando ser útil a los otros para que el invierno les resulte menos duro, se enfrenta cada día a numerosos obstáculos. Como el resto de los personajes, debe hacerle frente al inmovilismo de los que sólo piensan que estarían mejor en otra parte. A las consecuencias de vivir en un pueblo aislado y joven. A la adversidad que representa ese territorio árido, inhospitalario y helado. Pero por sobre todas las cosas, tremendamente lejano.
Este es un documental sobre los esfuerzos que hace el hombre por adaptarse a un destino no siempre elegido. A un territorio que le resulta hostil, que no le pertenece, pero que de un modo u otro, lo contiene y lo enfrenta a la naturaleza en su estado más puro y desenfrenado. En Al fin del mundo, los habitantes de este paraje congelado, descubren cada día diversos y extraños modos de hacerle frente a la adversidad y a sus fantasmas.
Biofilmografía de Franca G. González

Franca González nació en General Pico, La Pampa, el 24 de diciembre de 1968. Es productora y realizadora de cine documental. Dirigió Atrás de la vía (2006), filmada en su pueblo natal junto a su abuela, una mujer que se quedó sola en una casa inmensa, poblada de recuerdos. Atrás de la vía obtuvo el premio a la Mejor Dirección Documental del 6° Festival de Cine de Tandil y fue el único estreno argentino del Festival Internacional DocBsAs’06.

Su largometraje “Liniers, el trazo simple de las cosas”(2010) fue nominado entre los 5 mejores documentales del año por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina para los premios SUR, ganó el 1º Premio al Mejor Largometraje Documental del Festival de Cine de San Juan y compitió en los Festivales de la Habana, Málaga, Toulouse, Leipzig y MARFICI, entre otros. A su vez, el guión cinematográfico de este film fue ternado para los Premios Argentores 2011. “Liniers…” se estrenó en el Instituto Cervantes de la ciudad de Nueva York el 17 de marzo de 2012.

Del 2009 al 2013 produjo y dirigió el largometraje “Al fin del mundo”(2014), sobre un puñado de personas que sobreviven a un aislamiento helado y ventoso en el corazón de Tierra del Fuego. En paralelo, realizó el documental “TOTEM”(2013), filmado en una reserva kwakiutl al norte de la isla de Vancouver, cerca del Golfo de Alaska. Ambos proyectos, fueron elegidos por el INCAA para su financiación. TOTEM fue seleccionado para competir en el Vancouver Latin American Film Festival (Sept. 2013) y tuvo su pre-estreno argentino en el DocBsAs2013. “Al fin del mundo” se estrenó en BAFICI 2014, tras su paso por la Competencia de los festivales de Toulouse y de Málaga.

Ha trabajado como directora de fotografía y cámara en los films “TOTEM”, “Al fin del Mundo”, “Liniers, el trazo simple de las cosas” y “Des Adieux” (Los Adioses, 2014) de la directora canadiense Carole Laganière, film del cuál es a su vez co-productora argentina.

Fue seleccionada para participar de “Cinéma en Développement”, de la Cinéfondation en las 26èmes Rencontres de Toulouse.

Estudió Artes en la UBA y orientó su formación al cine documental perfeccionándose con guionistas y realizadores como Jorge Goldenberg (Arg.), Isabel Flauvel (Francia), Lola Salvador y Carmen Cobos (España). Fue becaria del Fondo Nacional de las Artes (2000 y 2002), del Conseil des Arts et des Lettres du Québec y Secretaría de Cultura de la Nación (2006/07) y del Programa de Investigación del Gobierno de Canadá (2007 y 2011). En todos los casos, las becas estuvieron orientadas a la formación y realización en cine documental de autor.

Integra las asociaciones DAC y La Mujer y el Cine.

Danilo Raticelli

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion