Los tres de West Memphis, “West Memphis Three”, los niños asesinos

En mayo de 1993, tres adolescentes fueron arrestados por un triple asesinato. Las víctimas eran 3 niños de apenas 8 años. El presunto móvil del crimen: un ritual satánico.

Antes de series sobre casos verídicos parecidos a “Making A Murderer” y antes de “Serial”, estaba el West Memphis Three. Este es el caso del triple asesinato que captó la atención de todos los Estados Unidos y ganó notoriedad después del lanzamiento del documental de HBO, Paradise Lost: The Child Murders en Robin Hood Hills en junio de 1996.

En agosto de 2011, los tres adolescentes que habían sido condenados por los espeluznantes asesinatos, Damien Echols, Jason Baldwin y Jessie Misskelley, Jr., fueron liberados de prisión después de ser encarcelados en Arkansas durante 18 largos años. Echols había recibido una sentencia de muerte, y Baldwin y Misskelley fueron condenados a cadena perpetua a pesar de una posible investigación policial fallida y pruebas cuestionables.

La protesta pública, el activismo de las celebridades y un total de tres documentales de Paradise Lost, jugaron un papel importante en la exoneración del trío. Hoy en día los West Memphis Three son hombres libres después de soportar casi dos décadas de infierno tras las rejas. Pero el caso aún persiste en la conciencia pública, pues siguen surgiendo nuevos desarrollos y hay muchas preguntas que siguen sin respuesta sobre los asesinatos de tres niños de ocho años en West Memphis, Arkansas, del 5 de mayo de 1993. ¿Quién cometió estos crímenes indescriptibles sino los tres que fueron legalmente condenados por ellos?

Los hechos que rodean el caso son bien conocidos: tres niños de ocho años, Steve Branch, Michael Moore y Christopher Byers, desaparecieron en West Memphis, Arkansas, la noche del 5 de mayo de 1993. Una búsqueda frenética de los niños en los alrededores de sus vecindarios y los bosques cercanos no revelaron nada hasta que los cadáveres de los niños fueron encontrados en un arroyo la tarde siguiente.

Sus cuerpos desnudos habían sido golpeados y parecían cortados y mutilados. La sospecha cayó rápidamente sobre los tres adolescentes de West Memphis vistos como atípicos en la comunidad. Echols, Baldwin y Misskelley fueron atacados porque vestían de negro, tenían el pelo largo y escuchaban heavy metal.

Texto: Fragmento de Manuel Gonzales.
Imagenes: Internet.

Fotos

Paradise Lost (1996).
West Of Memphis (2012).
Devils Knot (2013).