La familia de una mujer de 99 años descubrió que su cuidador la violaba tras instalar cámara de seguridad

Un cuidador fue sentenciado a cadena perpetua después de que la familia de una paciente con demencia de 99 años lo sorprendiera violándola en las grabaciones de una cámara de seguridad.

Phillip Carey, de 48 años, admitió haber atacado a su víctima en el hogar de cuidados donde trabajaba en Blackpool, Lancashire, Inglaterra.

Fue grabado mientras agredía sexualmente a su víctima vulnerable, gracias a que la familia instaló una cámara de seguridad en su habitación después de preocuparse por su bienestar.

Carey se declaró culpable en Preston Crown Court, donde fue encarcelado y sentenciado a cadena perpetua con un mínimo de 10 años cumplidos.

Los fiscales dijeron que la familia de la víctima se preocupó cuando su comportamiento cambió repentinamente.

No permitía el contacto físico y les rogaba a sus familiares cuando la visitaban: “No me dejen, me van a hacer daño”.

La familia instaló una cámara oculta en su habitación para tratar de descubrir qué le estaba causando tanta angustia.

Pero para su horror vieron a Carey entrar en la habitación de la mujer, donde la violó y agredió sexualmente mientras ellos veían impotentes la transmisión en vivo.

Inmediatamente llamaron a la policía, que arrestó a Carey. Él admitió su culpabilidad ante el tribunal después de que los fiscales presentaran pruebas forenses y las imágenes de la cámara.

La fiscal principal Sophie Rozdolskyj dijo después de que él fue sentenciado: “Carey abusó de su posición de confianza y atacó a una mujer vulnerable a la que debería haber estado cuidando”.

“Estoy agradecida con la familia de la víctima que ha demostrado una gran fortaleza durante los procedimientos judiciales”.

“Espero que la sentencia de hoy les brinde algo de consuelo, sabiendo que Carey ha sido llevado ante la justicia por sus acciones”. Fuente Yahoo e Informes adicionales de SWNS.