Pedro Rodrigues Filho, el asesino justiciero

Pedro Rodrigues Filho es un asesino en serie brasileño, arrestado en 1973 y condenado en 2003 por el asesinato de al menos 71 personas. Su sentencia se estableció en 128 años de prisión (aunque el sistema legal brasileño prohíbe a cualquiera pasar más de 30 años tras las rejas). Al cometer su primer asesinato a la edad de 14 años, Filho llevó a cabo una cruzada asesina contra los traficantes de drogas locales. A la edad de 18 años había matado ya a 10 personas. Mientras estaba encarcelado, ejecutó a su propio padre, que también estaba cumpliendo condena por asesinato. Sorprendentemente, mató al menos a 47 reclusos mientras estaban encarcelados. Sus asesinatos continuados llevaron a nuevas condenas que aumentaron su sentencia a 400 años. Sin embargo, fue puesto en libertad en 2007 tras cumplir 34 años. Fue arrestado nuevamente en 2011. Salió de prisión a inicios de 2015, por lo que actualmente se encuentra en libertad.