Marco Vanini Conte, el hombre asesinado por su propio suegro

Marco Vanini Conte, nació el 08 de abril de 1995 en Roma, Italia, hijo de Valerio Vanini y Marina Conte, era hijo único, un joven muy alegre y generoso.

Marco mientras estudiaba trabajaba en un balneario como socorrista.

En el año 2012, conoció a Martina Ciontoli y más adelante se hicieron novios, Martiana vivia con su padre Antonio Ciontoli, su madre Maria y su hermano Federico en la ciudad de Ladispoli, donde el padre de Martina era el oficial de Marina adscrito a los servicios secretos, el cargo era muy respetable en la sociedad.

Cuando se hicieron novios ambos se presentaron a sus padres, Martina era muy celosa y obsesiva, no le dejaba a Marco salir con sus amigos, incluso ella sentia celos de los padres de Marco, pasaron 3 años, la pareja tomó rumbos distintos al eligir su carrera profesional, Martina queria estudiar enfermería y Marco queria ser piloto de la fuerza aérea Italiana, para ello Marco pidió ayuda a su suegro Antonio para que le guiara en armar su expediente, Martina no estaba de acuerdo que Marco entrara a fuerzas aéreas; El dia que Marco se presentó para postular a la fuerza aérea fue rechazado por falta de un documento; Marco y sus padres pensaron que el padre de Martina lo habia hecho a propósito para que no ingresara a la fuerza aérea, porque Martina no estaba de acuerdo, teniendo esta hipótesis, Marco decidió pedir ayuda a su tio Roberto, cuando le contó lo sucedido su tio que era oficial también le dijo que lo apoyaría a escondidas ya que Antonio el padre de Martina era una persona muy influyente.

El domingo 17 de mayo del año 2015 la familia de Marco se reunieron en la casa de campo, Marco aun estaba en su trabajo y por eso no llegó al almuerzo, pero Martina llegó a almorzar con los padres y tio de Marco, durante el almuerzo, Roberto dejó escapar algunos comentarios de la postulación de Marco, Martina se enojó y se fue del lugar, ya en el camino le empezó a reclamar a Marco a través de los mensajes, pero Marco no le contestó; Ya en la noche Marco fue a la casa de Martina a cenar y luego a las 10: 00 de la noche le llamó a sus padres diciéndole que se quedaria a dormir en la casa de su novia.

Eran las 11: 00 de la noche cuando Marco se estaba bañando en la ducha cuando recibió un disparo por parte de su suegro Antonio, luego de dispararle le dejaron agonizando y media hora después llamaron a emergencias, Federico fue el que se encargó de llamar al emergencias, le explicó a la operadora diciendo que un amigo suyo mientras jugaba se habia caído, luego antes de terminar la conversación cortó la llamada y 12 : 30 de medianoche volvieron a llamar a emergencias está vez fue Antonio quien llamó, cuando contestaron pidió una ambulancia con urgencia ya que su yerno se habia caido mientras se duchaba; una vez que recibieron la dirección de la casa los de emergencia fueron de inmediato, llegaron y sacaron a Marco, pese a los intentos para salvarlo lamentablemente falleció a las 3:00 a.m de la madrugada.

Al dia siguiente el 18 de mayo los padres de Marco se enteraron, fueron de inmediato a la clínica donde lo habian atendido, en medio de lágrimas pidieron que se investigara la muerte de su hijo.

El 23 de mayo del año 2016 se abrió el juicio formal por la muerte de Marco, toda la Familia de Martina estaba acusado del delito.

El 18 de abril del año 2018, Antonio Ciontoli fue condenado a 14 años de prisión por homicidio voluntario, mientras que su esposa e hijos fueron condenados a 3 años por homicidio culposo.

El 29 de enero de 2019 el fiscal solicitó ampliar la sentencia a 14 años a toda la familia, pero los jueces decidieron agregar 5 años mas de prisión para Antonio y para su esposa e hijos agregar 3 años mas.

Finalmente el 30 de septiembre de 2020 el fiscal ratificó la sentencia en el cuál, Antonio Ciontoli recibió 14 años de prisión, mientras que Martina, Federico y Maria, recibieron 9 años y 4 meses de prisión. © La verdad de los hechos.