Los castigos de la Iglesia en la Edad Media

En la edad media la iglesia dominó el pensamiento del pueblo pues buscaban que todos los fieles tuvieran una fé ciega en ellos. Por eso, en esa época todo lo que importaba era el cristianismo y nada más.

La política, la educación, el arte y la ciencia no interesaban y si los estudiosos contradecían algo de esto podían ser juzgados por el tribunal de la santa inquisición que fue bendecido por el papá Sixto IV en 1478, y estaba formado por eclesiásticos que juzgaba los delitos contra la fé y a personas que profesaban otra religión diferente al cristianismo.

En 1570 la santa inquisición fue establecida en América por Felipe II, y tuvo tribunales en México , lima y Cartagena.
Las condenas por anteponerse a esta religión era la muerte con artefactos de tortura.

Un ejemplo de estos métodos era ” la cierra ” . Este método no necesita mucha explicación, cortaban por la mitad a aquel que hubiera cometido algún delito contra la iglesia, esto lo hacían de cabeza para que el cerebro no perdiera oxigenación y el condenado pudiera estar consiente mientras sufría tal castigo.