Dacrifilia: “Tus lágrimas me excitan y ya mismo quiero hacer el amor con vos”

Dacrifilia (también conocida como dacrilagnia) es la parafilia en la que una persona se excita con las lágrimas o el llanto. Está asociada tanto a hombres como mujeres, siendo en la mayoría de los casos el hombre quien provoca el llanto de la mujer.

El término cubre todas las formas de placer que provienen de las lagrimas de otras personas. Básicamente se trata de que una persona disfruta sexualmente viendo a otra persona con un estrés emocional.

Dacrifilia se basa frecuentemente en el dolor/humillación de otra persona. Por ejemplo, se comete un fuerte abuso verbal que logra que una persona llore. De igual modo, el dominante (aquel que hace llorar al otro, el sumiso) tortura fisicamente para lograr el objetivo del llanto. De este modo, la dacrifilia es considerada una forma de sadismo.

Desde un punto de vista psicológico, la dacrifilia muestra a una persona dominante que tiene el poder de controlar la respuesta psicológica de la persona sumisa. Este juego de poder trae consigo placer, y para algunos, excitación sexual. También existe la dacrifilia pasiva que consiste en una tercera persona que observa al sumiso llorando, en estrés emocional, causado por un dominante, este espectador disfruta las lagrimas del sumiso aunque este tercero no sea el dominante.