Peter Manuel, la Bestia de Birkenshaw

Nacido en Estados Unidos, este asesino en serie mató -que se sepa- a nueve personas en el sur de Escocia entre 1956 y 1958, aunque se sospecha que mató a unas 18 personas en total. La policía no pudo demostrar su culpabilidad hasta sus asesinatos finales, cuando se comprobó que algunos de los billetes que había estado utilizando para pagar las bebidas en los pubs de Glasgow fueron robados a una de sus víctimas. Confesó estos asesinatos después de que su madre se enfrentase a él en la estación de policía donde estaba detenido. Peter Manuel fue ahorcado en la Prisión Barlinnie de Glasgow por sus crímenes en julio de 1958. Fue uno de los últimos prisioneros ahorcados en Escocia antes de que pusieran fin a la pena capital.