El esqueleto envuelto en su mortaja que se expone en el museo de Bellas Artes de Dijon

El esqueleto, todavía parcialmente envuelto en su mortaja, sostiene un escudo que lleva dos inscripciones, en francés y luego en latín. “Duermo en pobredumbre, en la basura y en culpa humana, naturaleza más fina es solo de Dios”.

“Le dije a la putrefacción: Tú eres mi padre, a las alimañas, tú eres mi madre y mi hermana ” (Job 17,14).

La estatua proviene de una colección de Provins y se presume que adornaba el osario de la abadía de Clairvaux.

Obra expuesta en el museo de Bellas Artes de Dijon.