Sharon Stone y los acosos de Hollywood

Sharon Stone durante l'evento "Au revoir bb", in ricordo di Bernardo Bertolucci, presso il teatro Argentina, Roma, 06 dicembre 2018. ANSA/ANGELO CARCONI

En “The Beauty of Living Twice” (La belleza de vivir dos veces), las nuevas memorias de Sharon Stone, la actriz ofrece una dura mirada contra los depredadores sexuales de Hollywood, su carrera y la recordada escena del filme “Basic Instinct” (Instintos Básicos).

Aunque alaba a algunos ejecutivos de cine y co-protagonistas (especialmente a su protagonista de “Basic Instinct”, Michael Douglas), Stone denunció que un productor anónimo la presionó para que tuviera relaciones sexuales con un co-protagonista masculino en una película para ayudar a salvar la cinta.

En un extracto de su libro, que estará en las librerías y en venta on line a partir del 30 de marzo, la estrella de “Ratched” y “Casino” detalla una serie de situaciones desagradables de acoso sexual que sufrió durante sus 40 años de carrera.

La actriz de 63 años aseguró que era “nadie” en Hollywood antes de esa película, y explicó lo mucho que luchó para conseguir el papel.

“‘Basic Instinct’ fue mi película número 18”, escribió.

“Durante años, me habían golpeado haciendo un montón de películas de mierda… tenía 32 años”.

Recordó que “después de ofrecer el papel a otras 12 actrices que lo rechazaron”, Michael Douglas y el director Paul Verhoeven “accedieron a probar conmigo”.

“Ya había hecho ‘Total Recall’ con Paul, pero Michael Douglas no quería probar conmigo”, dijo. “Oye, yo no era nadie comparada con él, y esta fue una película muy arriesgada”.

Sin embargo, la pareja finalmente hizo buena química y salió adelante.

Respecto a la famosa escena en la que su personaje se abre estratégicamente de piernas, haciendo sudar a sus policías interrogadores, aseguró que eligió hacerla porque “era correcta para la película y para el personaje; y porque, después de todo”, la hizo.

La película se convirtió en un éxito y su personaje le dio una ventaja que necesitaba para navegar en la industria que finalmente la había reconocido. (ANSA).