Kenneth Bianchi y Angelo Buono, los Estranguladores de Hillside

Conocidos como “Los Estranguladores de Hillside”, Kenneth Bianchi y Angelo Buono llevaron a cabo un reinado del terror en California (EE. UU.) hacia finales de 1977 y principios de 1978. Bianchi y Buono eran primos y, juntos, secuestraron, violaron y asesinaron a 10 niñas de entre 12 y 28 años, estrangulando a cada víctima en las colinas de Los Ángeles. Su forma de matar a las víctimas les valió el apodo de “los estranguladores de Hillside”. Bianchi intentó declararse no culpable por demencia, pero se descubrió que estaba fingiendo una enfermedad mental. Finalmente ambos fueron condenados a cadena perpetua. Buono murió de un ataque al corazón en su celda en 2002 y Bianchi, que también es sospechoso de ser el asesino del alfabeto, cumple cadena perpetua en la penitenciaria de Walla Walla en Washington.