Guadalupe Medina Pichardo, Calcetitas Rojas, la niña entregada por su madre y violada por su padrastro

En la mañana del 18 de Marzo, del año 2017, vecinos del municipio de Nezahualcoyotl, Etsado de México, descubrieron el cuerpo de una niña, el cual se encontraba semidesnudo. Una niña que no tenia más de cinco años de edad. Su cuerpo yacía en un terreno baldío por la Av. Virgen del Camino.

Tiempo después de investigaciones, averiguaron que la niña “Lupita”, sufría agresiones y abusos sexuales, probablemente violaciones. Finalmente ducendió el Infanticidio (Feminicidio).

Según Investigaciones, la madre de la niña la había entregado a una familia, la cual vivía en una vecindad de la colonia “Agua Azul”, debido a que no la podía cuidar.

Finalmente se arrepintió y fue por ella días después.

Al momento de encontrarla, el cuerpo se encontraba semi-desnudo y contaba con una sudadera color verde, una playera color lila con un hada de Disney y finalmente las Calcetitas Rojas, por ello el nombre del caso.

Finalmente, la niña fue identificada como Guadalupe Medina Pichardo, más conocida como “Lupe”. Luego, la niña fue sepultada en el parque Memorial de Naucalpan, según la FGJEDOMEX.

Calcetitas Rojas fue un caso muy controversial, más por el hecho de ser un Infanticidio atroz y además porque nadie reclamara su cuerpo. Tampoco, ni se observara o presentara algún interés por ella ni su paradero, simplemente a nadie le importó.

Tiempo después se reveló que Yadira Medin Pichardo era la madre biológica de la menor, y Pablo Rodríguez Escamilla el padrastro, los cuales, mediante investigaciones, se les relacionó con el asesinato de la menor y posteriormente ingresados en el penal Neza-Bordo.

Posteriormente, en una de las audiencias, se dio a conocer cómo fue el ultimo día de “Lupe”.

Su madre la regaño y golpeo repetidamente orinar mojar la cama. Luego, su padrastro el cual se encontraba dormido, se despertó muy molesto, y también le pegó. Posteriormente la violó y la azotó contra el piso donde ellos Vivian.

Debido a esto, la niña murió por una hemorragia interna originada por heridas en el páncreas, hígado y sus pequeños riñones, sumado a la fractura craneoencefálica por el gran golpe.

Una vez que sus padres observaron que ya no reaccionaba, simplemente la envolvieron en una cobija y la dejaron en el camellón del Bordo de Xochiaca.

Durante el tiempo en que “Lupita” estuvo como desconocida, la madre comentó, a quien preguntaba, que se encontraba con familiares.

Gracias a expertos en Dibujo de Rostro, intentaron recrear lo más exacto posible la morfología facial de “Lupita” Siempre, con la esperanza que alguien la identificara.

Dos años y seis meses después, e, en el juicio, fueron condenados a 88 años de prisión además de una multa de casi medio millón de pesos. Más la reparación de daños a los hermanos de “Lupita”, por un total de 165 mil 323 pesos.