Golpe a la prostitución en el Centro: cuatro departamentos clausurados

Foto: Policía de la Ciudad

La Policía de la Ciudad encabezó una investigación y cuatro allanamientos en prostíbulos montados en departamentos del Centro porteño, que terminaron clausurados, además de una persona imputada por ser la responsable de acercar a los clientes

Personal de la División Delito Contra las Personas del Departamento Trata de Personas de la Policía de la Ciudad y personal del Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) del Ministerio Público Fiscal se trasladaron a cuatro inmuebles del barrio de San Nicolás, en la avenida Corrientes al 600, con órdenes de allanamientos del Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas Número 3, a cargo de la doctora Carla Cavaliere, Secretaría de la doctora María Macarena Elizalde, y a pedido de la Fiscalía del mismo fuero número número 11, bajo la tutela interina de Walter López, Secretaría de Fernando Pérez Bustos.

Las tareas se realizaron gracias a una denuncia anónima al Departamento de Emergencias del 911. A partir de allí, los oficiales investigaron y corroboraron que se ejercía la prostitución en los cuatro departamentos.

Por tal motivo, además del personal policial y del CIJ, asistieron operadores del Centro de Asistencia a Víctimas de Trata del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad.

Los efectivos de la Policía de la Ciudad ingresaron al primer departamento e identificaron a una mujer de nacionalidad paraguaya, de 35 años, y secuestraron preservativos, folletería de publicidad de la actividad ejercida en el lugar y un teléfono celular.

En el segundo domicilio se identificó a una mujer y se secuestraron preservativos, recipientes de gel íntimo, documentación, tarjetas, juguetes eróticos y un teléfono celular.

Por su parte, en el tercer departamento se encontraba una mujer y hallaron documentación, preservativos y un dispositivo móvil.

En la última morada se identificó a dos mujeres y se secuestraron recipientes con gel íntimo, preservativos y tres celulares.

Hasta el momento las pruebas reunidas dan cuenta de una mujer determinada que sería la encargada de la explotación de las mujeres y cumpliría el rol de administradora del lugar y también se está investigando el rol que cumpliría el encargado del edificio ya que era quien permitía el ingreso de los clientes.

Al consultar con el magistrado a cargo del caso, se procedió a notificar al imputado de presentarse en la sede fiscal y el secuestro del celular personal del hombre, además de la clausura de los cuatro departamentos allanados.