Los aghoris conforman una secta hindú extrema

Los aghoris conforman una secta hindú extrema.

Consumen cadáveres de personas previamente incinerados a orillas del río Ganges, beben en cráneos humanos, fuman marihuana, el uso de ropa es opcional.

Además, sostienen relaciones sexuales en el cementerio y practican sacrificio de animales para beber su sangre y ofrecer el cadáver a su “Dios” Shiva… ¿Extraño, verdad?