Un centro de estética cumplió un año brindando inclusión laboral a personas travesti-trans

Foto: Alejandro Santa Cruz. agencia Telam

Ubicado en la localidad bonaerense de Villa Ballester, el local “Fuego” -que ofrece servicios de peluquería y manicura a más de 200 clientes- celebró su primer año con un festejo en el que estuvieron vecinos, vecinas, dirigentes de organizaciones sociales y funcionarios.

(Agencia Télam) La estética Fuego, una cooperativa de trabajo travesti-trans ubicada en la localidad bonaerense de Villa Ballester, celebró este lunes un año de la apertura del centro, donde no solo se ofrecen servicios de peluquería y manicura a más de 200 clientes, sino que también se brinda inclusión laboral a sus trabajadoras y las estudiantes que se capacitan.

Este lunes, el centro de estética cumplió un año, luego de su inauguración en plena pandemia, con un festejo en el que estuvieron vecinos de todas las edades, dirigentes de organizaciones sociales, funcionarios, bomberos voluntarios de la zona y miembros de la red travesti-trans de “El Teje“, que nuclea a cientos de personas travesti-trans del partido de General San Martín.

“Nuestro proyecto se cristalizó en medio de la pandemia, cuando no había oportunidades para nadie, nosotras vimos la oportunidad y el momento, y nos acompañó un buen momento político que nos ayudó, gracias a eso hoy podemos ser un proyecto de trabajo y autogestión“, contó a Télam Arny, una de las trabajadoras dedicada a la difusión del centro.

A su vez, sostuvo que el primer cumpleaños del centro de estética representa “una gran oportunidad para esta población, tan marginal muchas veces y sin oportunidades“.

En la calle Boulevard Ballester al 4857, ubicada en el corazón comercial de Villa Ballester, se dispusieron sillas y música para recibir a la gente que, rápidamente, fue llegando a Fuego para celebrar su primer año, el cual estuvo signado por “mucho trabajo”, pero también por “mucho cariño de los vecinos”.

“Nos recibieron super bien, nos dieron regalos, facturas, helado, una plantita, bizcochuelos. El cariño de los vecinos fue muy lindo”, sostuvo Laura, de 35 años, quien trabaja en la estética realizando tanto manicura como peluquería.

Las clientas “se sienten en casa, hacemos chistes y hablamos de todo”, agregó.

“Yo ya trabajaba hace 11 años en lo que es peluquería, y en uñas hace cinco”, contó la trabajadora, quien llegó al proyecto porque: “No tenía laburo y me di cuenta de que la calle no era lo mío. Entonces me dediqué a la peluquería y me dijeron de este proyecto”.

Mientras suena la música, se respira un ambiente de fiesta frente a Fuego, que incluyó shows en vivo de teatro y música, sorteos con decenas de premios aportados por los comerciantes de Villa Ballester y el acompañamiento de funcionarios, como la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, y el diputado nacional del Frente de Todos, Leonardo Grosso, también vecino de San Martín.

Asimismo, una integrante de Fuego recordaba a los presentes que, quienes compraran una pastatrola, un té o un sanguche de miga a “precio amigo”, estarían colaborando con el merendero “Niñeces Felices”, que funciona en la villa de emergencia La Cárcova, y en el que participan más de 70 compañeras de la red El Teje.

Esta red, que surgió en un principio como una forma de asistencia alimentaria a las compañeras del colectivo travesti-trans del municipio, “empezó a complejizarse con asistencia en salud, documentación y trabajo, para pensar alternativas a la ruta, la calle, la prostitución“, sostuvo a Télam el diputado Grosso.

“El proyecto de ‘Fuego’ es muy importante para nosotros y nosotras, es la primera cooperativa travesti-trans integralmente gestionada y llevada adelante por las compañeras, es una experiencia única”, añadió.

Actualmente, seis trabajadoras de la estética abren sus puertas de martes a sábados, mientras un “pequeño staff” se encuentra capacitándose en un centro de profesionalización del municipio, para dejar las uñas y el pelo hechos “un fuego”.

“Yo me hice las uñas y la atención es increíble y son muy profesionales”, contó Graciela, vecina que asiste a la estética desde su apertura.

En tanto, el centro se encuentra frente a una comisaría, un hecho que resulta “muy simbólico” para Arny, ya que “incluso con la comisaría estuvimos trabajando muy activamente. Y es una institución que muchas veces representa o representó algo que nos coartó, hoy es un vecino y el acercamiento yo lo creo como una forma totalmente posible”, sostuvo.

Por otro lado, el cumpleaños trae esperanza y motivación a sus trabajadoras, quienes coincidieron en que no solo planean agregas más cosas como “masajes, depilación definitiva y pestañas”, sino que esperan “abrir otra sucursal para que más compañeras puedan sumarse al proyecto”, y que de esta forma “haya más Fuegos”.

Foto Alejandro Santa Cruz

(Foto: Alejandro Santa Cruz).

“Muchas chicas creen que la única opción que tienen es la calle, pero el proyecto incentiva a las jóvenes trans a pensar que pueden no solo estar en una esquina”, señaló Laura, y destacó la importancia del proyecto para poder “cambiarle el pensamiento o mejor incentivar a alguien del colectivo”, que este pasando por una situación de vulnerabilidad. © Agencia Telam.