Mai Bustos, el hombre que mató a su bebé de 9 meses

La jueza chubutense Mariel Suárez apareció en un video viral muy cerca de Cristian “Mai” Bustos, filmados por las cámaras de seguridad del Instituto Penitenciario de Trelew, adonde fue el encuentro. La magistrada dijo, para justificarse, que eso fue parte de un “trabajo académico” que está realizando y que, en realidad, ella está por escribir la historia del recluso y por eso se había ido a entrevistar con él, el 29 de diciembre pasado, durante tres horas.

Y esa historia tiene detalles escalofriantes. El derrotero delictivo de Bustos comenzó en 2005, año en que mató a Eric, su hijo de nueve meses, al que le fracturó la columna cuando estaba a su cuidado. Después se fugó también de la cárcel, estuvo prófugo, asesinó a un policía, hirió a otros y fue recapturado en Chile.

Esos hechos fueron narrados por Oscar Marinao, el entonces titular de la Unidad Regional de la Policía de Esquel, cuando Bustos -ya fugado- fue encontrado por personal de la Brigada de Investigaciones de esa ciudad sureña y de Interpol, con colaboración de los Carabineros, en la localidad chilena de Villa Santa Lucía, en 2015.

El asesinato de su hijo

“Cristian Bustos había cometido un homicidio contra su hijo de nueve meses, en 2005. Fue condenado a cadena perpetua por los tribunales con asiento en Esquel en 2007 y, posteriormente, para comenzar a cumplir su pena, fue trasladado a la dependencia policial de Corcovado”, comenzó el oficial, sobre la causa en la que Bustos -que nació en Trelew el 9 de julio de 1981- fue encontrado autor material y penalmente responsable del delito de homicidio calificado por el vínculo, tras haber matado a Eric, su bebé, a quien le fracturó la espina dorsal mientras estaba a su cuidado, de acuerdo a lo que informó el medio local ADN Sur.

La fuga

El oficial Marinao también dio detalles sobre la fuga de Bustos, cuando se encontraba en prisión preventiva: “En julio de 2007, un domingo a las 20, se da a a la fuga luego de aserrar un barrote, no siendo encontrado por largo tiempo”. El titular de la Policía destacó que la dependencia intentó “siempre” encontrar al preso y que nunca cesaron las tareas para dar con él.

El homicidio de Cristian “Tito” Roberts

“El 8 de marzo de 2008, personal policial con asiento en Esquel de la Brigada de Investigaciones llega hasta una morada de Corcovado, teniendo datos de que “El Mai” Bustos se encontraba allí en una fiesta. Desafortunadamente, luego de una situación tensa, se genera un enfrentamiento entre Cristian Bustos, sus familiares y personal policial, donde pierde la vida Leandro “Tito” Roberts es lesionado Luis Cañumir. A partir de ese momento, nunca más se supo nada de Cristian Bustos, dado que se dio a la fuga y no se lo pudo aprehender”, detalló.

La historia de los crímenes de “Mai” Bustos

Siete años después de haber huido de la Justicia por segunda vez, en 2015, Bustos fue encontrado en Chile, donde lo mantuvieron aprehendido, condición en la que permanece hasta hoy.

Detenido en Chile

La semana de su detención, el oficial Marinao contó cómo consiguieron los primeros datos para dar con el prófugo: “Había cinco integrantes de la Brigada de Investigaciones de Esquel, que en conjunto con Interpol y con el apoyo de Carabineros, luego de tener información sobre el lugar donde hipotéticamente se encontraría Bustos, sumado a intervenciones telefónicas que se venían desarrollando desde hace largo tiempo, permitieron establecer que se encontraba en una zona denominada Villa Santa Lucía, unos 70 kilómetros al oeste de Palena, un complejo de cabañas donde existe un aserradero”.

Fue así que se ubicó a Bustos, que en el momento en que intentaron detenerlo volvió a utilizar un revólver para resistirse. “Se genera un enfrentamiento nuevamente con el personal policial de Chile y es lesionado uno de los empleados policiales. El oficial salva su vida porque el plomo de la bala que le disparó Bustos le da en un crucifijo a la altura del cuello y le salva la vida”, explicó Marinao en ese entonces. Por eso, a Bustos se lo acusó en Chile de homicidio frustrado.

El jefe de la Policía de Esquel también detalló que Bustos recibió dos impactos de bala en ese intercambio -uno en el abdomen y otro, en un glúteo- pero que se encontraba fuera de peligro.

El vínculo con Suárez, que lo juzgó

Hace dos semanas, el preso fue condenado una vez más a cadena perpetua, esta vez por el asesinato de “Tito” Roberts. La jueza Suárez -a la que luego se la vio en una situación íntima con él- votó en disidencia aquella vez. En la entrevista de esta mañana en LN+ explicó que ella detectó supuestas inconsistencias en la investigación, como que la Policía “limpió la escena del crimen” en 2009 y que una semana después del asesinato de Roberts “hubo represión policial”.

Habló la jueza de Chubut y negó haber besado al preso: “Estoy haciendo un trabajo académico”

“Esto sale de los testimonios que se brindaron en debate y estas circunstancias fueron las que me llamaron la atención para, además de dictar mi sentencia y votar en disidencia, poder escribir la historia de esta persona. No solo de esta persona, sino la de su familia, la de Corcovado, la de sus hermanos”, expresó la magistrada, que negó haber besado a Bustos y tener una relación afectiva con él.

Al respecto de su vínculo con el homicida que en algún momento debió juzgar, dijo: “No es real, no hubo un beso. Él insistió y estaba muy contento y efusivo por la propuesta que le hacían. Imagínense que es una persona que está condenada a prisión perpetua y para él es algo llamativo que alguien le ofrezca hacer un libro, pero no es una relación sentimental y no es un beso. Estuvimos charlando. Es una relación cordial de trabajo”. Fuente. La Nación.