Las palabras que aseguran un buen sexo

La comunicación no es solo eso que hacemos cuando nos toca presentar un trabajo en público, dar un discurso o simplemente llamar a una amigo. Olvidar este dato puede estar perjudicando tu vida, en todos los sentidos, también tu vida sexualAunque hablar sea un acto espontáneo y natural, este hecho nos acostumbra rápido a no prestarle atención a lo que decimos pero, sobre todo, a lo que no decimos.

Tener una vida sexual saludable depende, a menudo, de una frase tan sencilla como ignorada: ¿le has preguntado alguna vez a la otra persona qué es lo que le gusta? Esta es la clave de la pedagogía sexual que tratan de hacer numerosos especialistas en la actualidad, porque en la era de la comunicación esta desaparece de las acciones más cotidianas. La doctora Emily Morse, experta en sexo que divulga sus conocimientos a través de Instagram, hace hincapié en la importancia de preguntar, conocer, entablar un diálogo que ayude a acercar (aún más) a las personas en sus relaciones sexuales.

“En mi opinión, una de las cosas más calientes es cuando una pareja pregunta: ‘¿Te gusta esto?'”, señala Morse en uno de sus posts, que reúnen a cerca de cuatrocientosmil seguidoras y seguidores. Para esta sexóloga la comunicación es una herramienta necesaria para el placer, ya que preguntar da pie a experimentar: “Tener un control del sexo y hacerle saber a tu pareja cuándo está haciendo algo bien conduce a más placer y una conexión más profunda”. Además, asegura que dialogar durante el sexo mejora la comunicación en otras áreas de tu vida.

Esencial para el afecto

Es imposible que la otra persona conozca todo de ti, ni siquiera si es tu pareja, porque a veces ni siquiera tú sabes realmente qué te gusta y qué no, precisamente por obviar alguna que otra charla. “Algunos de nosotros esperamos que nuestras parejas conozcan intuitivamente nuestros deseos sexuales, pero eso rara vez es posible”, afirma en este sentido Morse, y mucha gente parece estar de acuerdo con ella.

No son pocas las personas que comentan sus publicaciones para reafirmar su mensaje: preguntar es “esencial” también para el afecto, otro aspecto básico para que una relación de pareja crezca. Sin olvidar el componente machista que ronda a menudo a esta no-práctica, como si las mujeres no disfrutaran del sexo exactamente igual que un hombre, y en formas distintas también.

Por eso es tan importante una educación sexual que dialogue, feminista y diversa, porque de ella depende toda la sociedad. Pero no te agobies, aunque acostarse con alguien resulte un acto político, tal vez es que la política es más sencilla de lo que parece. Recuerda: solo tienes que preguntar. “Normalizar dar y recibir feedback en la cama”, como dice Morse. Fuente: El Confidencial.