Franca Viola, la mujer italiana que reusó casarse con un violador

Esta mujer es Franca Viola, una italiana que se hizo famosa en la década de 1960 por negarse públicamente a aceptar la tradición de casarse con su violador.

Ella luchó contra la ley y procesó con éxito a su violador. Sus acciones se volvieron inspiradoras y esenciales para la emancipación de las mujeres en la Italia de la posguerra y desafiaron las normas sociales tradicionales en el sur de Italia, en las que se consideraba que una mujer había perdido su honor si no se casaba con el hombre que se llevó la virginidad.

En ese momento, la ley italiana decía que los violadores no serían castigados si se casaban con sus víctimas. El artículo 544 del Código Penal italiano consideraba la violación como un delito contra la “moral pública”, no contra una persona individual. Esto no fue derogado hasta 1981. La violencia sexual solo se convirtió en un delito contra la persona (en lugar de contra la “moral pública”) en 1996.

En 1968, Franca Viola se casó con su novio de la infancia, Giuseppe Ruisi. A pesar de las amenazas de muerte, Ruisi insistió en casarse y, además de casarse, obtuvo una licencia de arma de fuego después de obtener su licencia de matrimonio para protegerse a sí mismo y a su esposa. Durante su boda, recibieron regalos del presidente italiano e incluso obtuvieron una audiencia privada con el Papa. Viola y Ruisi tuvieron dos hijos y una hija. Todavía viven juntos hoy en Alcamo, una ciudad en Sicilia.

En cuanto al violador, fue sentenciado a 10 años de prisión. Fue liberado en 1976 pero la mafia lo mató dos años después.