DJAM, una joven de espíritu libre

Djam es una joven griega que es enviada a Estambul por su tío, un viejo marino y entusiasta de la música rebética, para conseguir una rara pieza que le permitirá reparar su barco. Allí conoce a Avril, una francesa de dieciocho años, sola y sin dinero, que ha viajado a Turquía para trabajar como voluntaria ayudando a refugiados. Djam, generosa, insolente, imprevisible y libre, la protegerá durante el viaje hacia Mitilene. Un viaje lleno de encuentros, música, rebeldía y esperanza. “Un giro fresco, comprensivo y de índole social sobre los problemas financieros actuales del sur de Europa y las preocupaciones de los migrantes Patakia dota a Djam de un carisma de estrella de rock y de un electrizante lenguaje corporal.”


Stephen Dalton – The Hollywood Reporter

“Impactante actuación de Patakia que nos enamora a lo largo de la película. Sexual y anárquica”.
Jonathan Romney – ScreenDaily

FICHA TÉCNICA

Título original: Djam
Director: Tony Gatlif
Fotografía: Patrick Ghiringhelli
Empresas Productoras
Blonde Audiovisual Productions / Guverte Film / Princes Production
Género: Drama
Año: 2017
Duración: 97 min.
País: Francia
Distribuye: Ifa Cinema

REPARTO
Daphne Patakia
Simon Abkarian
Maryne Cayon

MÁS SOBRE LA PELÍCULA

La actriz griega y Shooting Star 2016 de la Berlinale Daphne Patakia (Interruption, Spring Awakening) interpreta el papel principal. Los actores franceses Maryne Cayon y Simon Abkarian dan vida a los co-protagónicos, mientras que Eleytheria Komi, Kimonas Kouris, Mihalis Iatropoulos y Yiannis Bostantzoglou completan el reparto. El film fue rodado en localizaciones griegas, y, aparte de Mitilene, la producción recaló en varias localidades del noreste de Tracia.
Djam fue el quinto estreno de Tony Gatlif en el Festival de Cannes. La primera vez que participó en la muestra fue en 1993, con Latcho Drom, y en 2004 ganó el premio a mejor dirección por Exils. Su último paso por la Croisette fue hace tres años, con Geronimo. Como es habitual en la obra de Gatlif, la música juega un papel central en Djam; en esta ocasión, el cineasta puso el ojo en el rebético, un género que fue desarrollado por los griegos a principios del siglo XX en Asia Menor y en las islas del Egeo.

***
“Djam, una coproducción francesa, griega y turca, lleva por título el nombre de una mujer (maravillosamente interpretada por Daphne Patakia), una joven griega, hermosa, descarada (no lleva nada bajo su falda porque le da igual), eternamente a gusto, divertida y bailarina, cual irresistible Salomé que proyecta directo al corazón sus cantos llenos de furor melancólico. El autor de Un extranjero loco y Exils no podía escoger una guía mejor (pues no podemos sino fascinarnos ante semejante heroína luminosa) para hacernos descubrir una música tradicional griega, el rebético, que él mismo cultiva desde hace tiempo: un género musical de ritmos envolventes, doloroso y rebelde, que se apropia de uno y lo invita a reunirse con la gente alrededor de textos subversivos que hablan de la gente a la gente y protestan contra el poder, el dinero y todos aquellos que no saben amar. Se trata, pues, de un canto fuerte y visceral de su cultura, para cuyo viaje seguimos a Djam, a quien su querido tío ha enviado de Lesbos a Estambul para que repare una biela para su barco, entre otras pequeñas misiones, dando así a su escapada la apariencia de un relato”

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion