Clausuran un prostíbulo en un sótano del Microcentro y detienen a una mujer reincidente por explotación sexual

Foto: Policía de la Ciudad

La Policía de la Ciudad, conjuntamente con distintas áreas del gobierno porteño, realizó un operativo que concluyó con la clausura de un prostíbulo, que funcionaba en un sótano de un edificio en el Microcentro, y la detención de una mujer que se encontraba cumpliendo una “probation” por promover la prostitución. 

La división Delitos Contra la Salud y Seguridad Personal de la Policía de la Ciudad formó parte de una inspección integral en la que fue clausurado un prostíbulo que funcionaba en un sótano, en Viamonte al 700, en el barrio de San Nicolás. 

El procedimiento fue realizado en colaboración con la Agencia Gubernamental de Control (AGC) y personal de Rescate de damnificadas del delito de Trata de Ciudad, en el marco del operativo “Chemsex”, nombre con el cual se conoce una tendencia que consiste en organizar fiestas con drogas utilizadas para prolongar e intensificar las relaciones sexuales.  

Al llegar, los efectivos fueron recibidos por quien sería la encargada del lugar, y cuando ingresaron para realizar la inspección advirtieron que hasta ese momento se había estado desarrollando una fiesta sexual. 

En el lugar se halló una gran cantidad de preservativos, 38.000 pesos producto de los “pases” sexuales, tres teléfonos celulares, folletos publicitarios y se confirmó que todo el sótano estaba acondicionado para el ejercicio de actividad prostibularia.  

En el operativo, el personal de Rescate de Damnificadas del Delito de Trata se entrevistó con las mujeres presentes, concluyendo que existía una posible situación de explotación sexual por parte de la encargada, quien a su vez registraba antecedentes por delitos relacionados y a la fecha se encontraba extinguiendo una pena bajo probation.  

Tras consulta de rigor, la Fiscalía de Flagrancia Este, a cargo de la Dra. Laura Precedo, dispuso la clausura judicial del lugar con consigna policial y ordenó la detención de la encargada y su traslado a la alcaidía de la jurisdicción, imputada por el delito de “Promoción y facilitación de la Prostitución” (art. 125 bis del Código Penal). 

La mujer se encontraba cumpliendo una probation justamente por promover la prostitución. 

Por su parte, los funcionarios de la AGC realizaron la clausura administrativa del domicilio.