El Círculo de Tiza Caucasiano

“El círculo de tiza caucasiano”, un clásico del teatro de Bertolt Brecht se estrena el sábado 24 de septiembre a la 21hs en un inusual espacio frente a la cancha de Ferrocarril Oeste, la renovada sala Galpón Artístico de Caballito, ubicada en la calle Avellaneda 1359. La dirección del mismo está a cargo del maestro Manuel Iedvabni frente a un numeroso elenco de talentosos actores y músicos (detalle en ficha técnica) La música original y dirección musical es de Esteban Morgado. Las funciones se realizarán los días sábado a las 21hs. Las entradas pueden reservarse al 3526 7439 o a través de alternativa teatral y el precio es de $150.

Sobre la obra – La obra transcurre en la Georgia feudal “antes de la invención de las armas de fuego” (Brecht). Aunque escrita en 1943-45, la pieza fue estrenada en inglés durante su exilio en EEUU (1948) Recién en 1951 se estrenó en alemán en el Teatro Estatal de Ulm (RDA). Brecht, en su doble exilio (de patria y de idioma), no deja de elaborar y reelaborar su teoría del teatro épico. ¿Qué debe hacer el común de la gente para sobrevivir y conservar su sentido de lo humano en medio de convulsiones políticas y sociales calamitosas (ascenso del nazismo y desarrollo de una guerra feroz)? Y, sobre todo, ¿cómo conservar la bondad en medio de la crueldad circundante? Ya no nos basta comprender el mundo. Eso es apenas una condición imprescindible para poder modificarlo. ¿Puede el teatro contribuir a modificarlo? Esa obsesión recorre toda su práctica teatral.
Dice Manuel Iedvabni, director – Mi abordaje a la obra de Brecht comenzó de muy joven y cuando el autor aún vivía (“La condena de Luculus”) en 1954. Continúo con otros diez espectáculos que incluyen “La resistible ascensión de Arturo Ui”, “Santa Juana de los mataderos”, “La buena persona de Se-Chuan”, etc. En 1982 comencé a trabajar en “El círculo de tiza caucasiano” en un seminario que organicé para poner en escena la pieza. La estrenamos en junio de 1983 a pocos meses de la entrega del poder por parte de la dictadura militar de entonces. La escenografía y el vestuario eran de Gastón Breyer y Nereida Bar. Quise ahora rendirles un homenaje a aquellos grandes creadores que ya no están con nosotros, procurando reproducir su trabajo que aun hoy me parecen maravillosos. Una nueva mirada de la obra reclamaba sí una música original que quedó a cargo de Esteban Morgado, quien ya había colaborado conmigo en la puesta de 1983. Brecht consideró siempre su proyecto estético como el comienzo de un intento que pretendía que fuera experimentado y enriquecido por otros teatristas. Su legado está resumido en esta frase: “No quiero para mí, lápida alguna, pero si alguna van a hacerme me gustaría que dijera: “Hizo propuestas que fueron tenidas en cuenta”.

FUNCIONES: Sábados 21hs (a partir del 24/9)
Galpón Artístico de Caballito. Avellaneda 1359. TE 3526 7439http://www.gacaballito.com.ar/

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion