Graham Young, el ‘’envenenador de la taza de té’’

Graham Young mejor conocido como el ‘’envenenador de la taza de té’’ fue un asesino en serie británico que en total le quitó la vida a tres personas.

Entre las víctimas se encontraba su madrastra y dos colegas del trabajo llamados Bob Egle y Fred Biggs, sin embargo su intención era matar a más compañeros de trabajo a quienes sólo les causó problemas de salud.

Graham nació en Neasden, un distrito de la ciudad de Londres, y desde una temprana edad se mostró interesado en la química y en los efectos de los venenos. En 1961 cuando tenía 14 años, Graham comenzó a envenenar a su familia con diferentes tipos de elementos, produciendo serios problemas en la salud de todos ellos.

Lograba comprar elementos como antimonio y digitalis; mintiendo sobe su edad o diciendo que los necesitaba para experimentos escolares.

Foto: Face Book Graham Young

En 1962, su madrastra finalmente murió envenenada. Sin embargo Graham había envenenado sistemáticamente a su padre, a su hermana y a su mejor amigo de la escuela. La tía de Young Winnie, quien conocía la fascinación de su sobrino por la química y los venenos comenzó a sospechar de él.

A pesar de que Graham pudo haber pasado desapercibido por sus familiares si no hubieran sabido sobre su fascinación por la química debido a que en múltiples ocaciones olvidaba qué comida había envenenado y al ingerirla presentó los mismos síntomas que su familia.

Después del primer incidente fue enviado con un psiquiatra para ser analizado, el especialista quedó sorprendido con la personalidad de Graham por lo que recomendó contactar a la policía.

El 23 de mayo de 1962, Graham Young fue arrestado, cuando tenía 15 años de edad. Una vez detenido, Graham confesó haber intentado asesinar a su padre, hermana y amigo. Pero los restos de su madrastra no podían ser analizados ya, pues había sido incinerada.

Young fue sentenciado a 15 años de confinamiento en el Hospital Broadmoor, una institución para criminales mentalmente inestables. Nueve años después, las autoridades del hospital, liberaron a Young que estaba ‘’completamente recuperado’’. Sin embargo, durante sus años en prisión, Young había estado estudiando mucho sobre la medicina he hizo varios test, aumentando sus conocimientos sobre los efectos de lo venenos en cuerpos humanos, tomando como conejillos de indias a varios de los internos del hospital, así como a miembros del personal.

Foto: Graham Young

Graham era una de las personas más inteligentes de la época con un coeficiente intelectual de 160. Se le realizaron distintas pruebas de inteligencia cuando se encontraba en el Hospital Psiquiátrico y el resultado siempre estaba en ‘’Superdotado’’.

Young fue liberado en 1971, cuando tenía 24 años de edad. Trabajó en una tienda fotográfica en la ciudad de Bovingdon, no muy lejos de la casa de su hermana en Hemel. Sus nuevos patrones fueron informados de que Young había estado internado en el hospital psiquiátrico, pero inexplicablemente nunca fueron informados de el por qué. Poco después de que él comenzara nuevamente a trabajar, el capataz de Young, Bob Egle, enfermó repentinamente y murió. Young había hecho el té para sus colegas, envenenándolos con elementos tales como antimonio y talio.

Debido a los envenenamientos producidos por Young, muchos colegas cayeron enfermos y se habló de la posibilidad de un virus extraño, llamado el “Bovingdon Bug”. Posteriormente, todos esos casos de náuseas y malestar, algunos de los cuales requirieron internamiento, fueron atribuidas a Young y a su té.

Durante los próximos meses, Graham Young envenenó a alrededor de 70 personas, aunque ninguna de ellas murió. El sucesor de Egle, quien había muerto a manos del veneno de Young, se enfermó al poco tiempo de comenzar a trabajar allí; pero decidió renunciar. Probablemente esa decisión salvó su vida. Unos meses después de la muerte de Egle, otro compañero de trabajo de Young, Fred Biggs, cayó enfermo y fue internado en el Hospital Nacional de Londres para Enfermedades Nerviosas. Fue demasiado tarde para salvar su vida, Biggs resistió varias semanas pero finalmente murió, convirtiéndose en la tercera y última víctima de Graham Frederick Young.

Luego de la muerte de Biggs, era obvio que tantas enfermedades y dos muertes requerían de una investigación médica y policial en el lugar de trabajo. Inexplicablemente, Young habla con el doctor de la compañía y le insinúa si él no creía que se trataba de envenenamiento por tallo, debido a los síntomas. Además, Young le había contado a un compañero de trabajo que su ‘’hobby’’ era estudiar sobre sustancias químicas. Este hombre fue a la policía quien inmediatamente revisó el historial de Graham Young, destapando su frondoso pasado criminal, hasta el momento, encubierto.

De esta manera el 21 de noviembre de 1971, Young fue arrestado en Sheerness, Kent. La policía encontró talio en su bolsillo y antimonio, talio y aconitina en su apartamento. Además se encontró un meticuloso diario íntimo de Young, en el que éste llevaba un minucioso detalle de las dosis de veneno que suministraba, así como los efectos y a qué personas estaba decidido a matar y a quienes dejar con vida.

Foto: Face Book Graham Young

Su juicio comenzó el 19 de junio de 1972 y duró alrededor de 10 días. Se declaró inocente y explicó que su diario en realidad era una fantasía creada como novela en futuro. Sin embargo la evidencia apuntaba a otra cosa. Young fue encontrado culpable a cadena perpetua. Tiempo después de le adjudico el apodo de ‘’El envenenador de la taza de Té’’, aunque él quería ser recordado por el mundo como ‘’El Envenenador del Mundo’’.

Mientras se encontraba en prisión se hizo amigo de otro famoso asesino en serie llamado Ian Brady, juntos compartieron su fascinación por la Alemania Nazi. En el libro publicado por Brady en 2001 ‘The Gates of Janus Brady’’ escribió ‘’Es difícil no tener empatía por Graham Young’’. También Graham es mencionado en otro libro, en la autobiografía Pretty Boy de Roy Shaw (otro asesino), quien hizo amistad con Young.

En 1990, Young murió en su celda de prisión a los 42 años. Oficialmente, se determinó que Young había muerto por un infarto agudo de miocardio, pero se conjetura que otros presos fueron responsables de su muerte.

En 1995 se estrenó una película llamada The Young Poisoner’s Handbook que está basada en la vida de Young. Además, la banda musical Macabre escribió una canción llamada “Poison” que habla de Young y sus crímenes, esta canción aparece en el álbum Murder Metal.