El secreto de los matrimonios que llevan mucho tiempo para despertar la llama y reavivar la pasión

Durante los últimos días mucho se ha hablado de la viral entrevista que Will Smith le hizo a su mujer en la que ella le reconocía que le había sido infiel con otro hombre. Se han publicado memes, fue «trending topic» y muchos vieron en ese hecho algo cada vez más común en algunas parejas que llevan tiempo juntas.

Desde SexPlace.es, la mayor tienda erótica online de España, han querido preguntar a 500 mujeres sobre este tema y hemos descubierto una tendencia cada vez más extendida entre parejas que llevan mucho tiempo juntas: el «cuckolding».

Lorena Hermoso, sexóloga de SexPLace.es explica, «el ‘cuckolding’ se traduce como cornudo y consiste en dejar que la pareja sea infiel a cambio de contar su experiencia después. El engaño puede ser real o imaginario y existe de toda la vida»

En esta práctica SexPlace.es ha descubierto dos grupos muy diferenciados. El 72% de las mujeres mayores de 40 años reconoce que podría permitir esta práctica siempre y cuando la aventura no pase de ser eso, algo puntual que luego se cuente. Sin embargo el 75% de las mujeres de entre 18 y 35 años consultadas asegura no estar de acuerdo con el «cuckolding».

Los «cuckolds» son los hombres que permiten a su pareja mantener relaciones con otros hombres. Algunos incluso piden a cambio estar presente durante el momento para observar. El 59% de los hombres consultados afirman estar dispuestos a probar esta práctica. De hecho se trata de un fetiche más común entre ellos que entre ellas.

Como en el caso de las mujeres, son los de mayor edad los que estarían dispuestos a permitir esta práctica entre sus parejas como una fantasía.

En una de las últimas encuestas realizadas por SexPlace.es sobre las fantasías de los españoles antes de la pandemia, ya se reflejaba que el 51% de los hombres y un 71% de las mujeres habían fantaseado alguna vez con ser cornudos consentidos.

«Este tipo de fantasías y juegos sexuales en muchos casos de los que se practican tiene que ver con la practica del BDSM. De hecho es uno de los juegos más habituales entre las parejas que practican el juego de la dominación y sumisión» explica Lorena Hermoso.

El «cuckolding» es un fetiche que no tiene nada que ver con otras prácticas sexuales como el voyeurismo o el poliamor. Se trata de una forma de buscar excitación erótica compartiendo la experiencia sexual con otra pareja. «No se trata de humillar a la pareja poniendo los cuernos sino de buscar esa excitación compartiendo la experiencia», concluye la sexóloga.

Sólo 12% lo ha probado

Preguntados por la práctica real, el 9% de las mujeres y el 12% de los hombres consultados han practicado «cuckolding» alguna vez en su vida. El 82% lo volverían a repetir aunque aseguran que no asiduamente.

El perfil de «cuckold» español es el de varón de 46 años con pareja estable de más de 15 años. La mujer es quien practica relaciones sexuales con un desconocido que no vuelve a ver nunca más. Fuente: ABC