Ellen Page y Emma Portner, topless con beso lésbico por el Orgullo

(Yahoo.com) Junio es el mes de Orgullo Gay y eso también incluye al colectivo lésbico. La actriz Ellen Page y la bailarina Emma Portner celebran su amor dándose un beso desnudas y colgándolo en Instagram.

Ellen Page se ha convertido en los últimos años en uno de los iconos lésbicos preferidos de Hollywood y es que su talento, sencillez y personalidad no dejan indiferentes a nadie y menos al colectivo LGBTQ+ que este mes está de celebración.

El Orgullo Gay (llamado Pride en inglés) se celebra a nivel casi planetario y Ellen de 32 años ha querido hacer un guiño en su Instagram al grito de ‘¡Feliz Orgullo!”

Ellen Page se ha convertido en los últimos años en uno de los iconos lésbicos preferidos de Hollywood y es que su talento, sencillez y personalidad no dejan indiferentes a nadie y menos al colectivo LGBTQ+ que este mes está de celebración.

El Orgullo Gay (llamado Pride en inglés) se celebra a nivel casi planetario y Ellen de 32 años ha querido hacer un guiño en su Instagram al grito de ‘¡Feliz Orgullo!”.

La imagen que encabeza este post es el beso que se da Ellen Page con su esposa Emma Portner de 24 años. La pareja se casó el año pasado después de salir juntas como novias durante un año.

Hay varias fotos artísticas e íntimas de la pareja feliz en Instagram y es que no se cortan -como debe ser- a la hora de demostrar el amor incondicional que se profesan.

Sin maquillaje, semi desnudas, sin depilación ni peinados arreglados… se muestran al natural, ‘raw’ que se dice en inglés, directamente como son y eso, a sus seguidores, les encanta.

A inicios de este año Ellen dio una entrevista a Balance en la que la actriz canadiense explica que “había estado enamorada antes, pero este amor que siento ahora es diferente en cada manera y forma, lo siento claramente así”.

Ellen y Emma son felices y su amor es una representación más del lema #LoveIsLove que nos dice claramente que no importa el género si dos humanos se aman. ¿Qué te parece la foto de Ellen Page y Emma Portner celebrando el Pride 2019?

La adolescente holandesa dijo que el dolor con el que había estado lidiando durante años le era insoportable. Mejor era morir. Nadie la pudo convencer. Tampoco ningún tratamiento médico la pudo aliviar. (Ver articulo completo en www.periodismodelmercosur.com.ar)

A pocos días de su muerte asistida, escribió en su red social de Instagram que aunque aún respiraba, ya había dejado de vivir hacía mucho tiempo.

En su autobiografía, que escribió y publicó como libro, titulado Ganar o aprender, Noa Pothoven narró detalladamente cómo batalló por muchos años contra el trastorno de estrés postraumático, la depresión y anorexia derivados del trauma por la violación sufrida cuando era infante.

Un trauma de por vida

Los primeros dos incidentes que sufrió Noa fueron abusos sexuales cuando asistía a fiestas infantiles de 11 y 12 años antes de ser violada por dos hombres cuando tenía 14 años en el barrio Elderveld de la ciudad.

El año pasado, Noa dijo que había denunciado los ataques a la policía y que esperaba que algún día los hombres fueran arrestados.

En su último mensaje, publicado hace cinco días, dijo que estuvo deliberando durante bastante tiempo si debía o no compartir su decisión, aunque al final decidió hacerlo. “Tal vez esto sea una sorpresa para algunos, dados mis publicaciones sobre hospitalización, pero mi plan ha estado allí durante mucho tiempo y no es impulsivo», aclaró.

La adolescente holandesa dijo que el dolor con el que había estado lidiando durante años le era insoportable. Mejor era morir. Nadie la pudo convencer. Tampoco ningún tratamiento médico la pudo aliviar.

A pocos días de su muerte asistida, escribió en su red social de Instagram que aunque aún respiraba, ya había dejado de vivir hacía mucho tiempo.

En su autobiografía, que escribió y publicó como libro, titulado Ganar o aprender, Noa Pothoven narró detalladamente cómo batalló por muchos años contra el trastorno de estrés postraumático, la depresión y anorexia derivados del trauma por la violación sufrida cuando era infante.